martes, 20 de abril de 2010

Los lacertilios o lagartos (Lacertilia) son un suborden de reptiles e incluye la mayoría de los reptiles actuales, como los camaleones, las lagartijas, los lagartos y las iguanas, y algunas formas fósiles muy notables, como los mosasaurios del Cretácico Superior.Normalmente tienen cuatro patas, oído con apertura externa y párpados móviles. El rango de longitudes va de unos pocos centímetros de algunos geckos del Caribe hasta los cerca de 3 metros del Dragón de Komodo.

Algunas especies de lagartos, llamados serpientes de cristal o luciones, no tienen patas funcionales, a pesar de tener vestigios del esqueleto de las patas. Se distinguen de las verdaderas serpientes por la presencia de aberturas timpánicas y párpados. Su cuerpo es alargado y con una cola bien desarrollada.

Los lagartos de la familia Scincomorpha, a menudo tienen colores brillantes e iridiscentes que parecen húmedos. Pero como el resto de los lagartos, tienen la piel seca, prefiriendo generalmente evitar el agua (aunque todos los lagartos pueden nadar si es necesario).

Todos los lagartos pueden cambiar de color en respuesta a su entorno o en momentos de peligro. El ejemplo más típico es el camaleón, pero también pueden suceder cambios de color más sutiles en otras especies de lagartos.Los lagartos se alimentan generalmente de insectos o roedores. Unas pocas especies son omnívoras y también pueden comer plantas. Solamente un género es venenoso, Heloderma, que incluye las especies Heloderma suspectum (monstruo de Gila) y Heloderma horridum (lagarto enchaquirado). Estas especies habitan en el oeste de México y sur de Texas, y poseen dos glándulas venenosas en la mandíbula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada